La instalación de un video marcador para futbol y otros deportes supone una enorme cantidad de ventajas para el club y para los espectadores, en forma de beneficios económicos y mejoras en la experiencia de los asistentes a los encuentros.