La utilización del cronómetro electrónico luminoso puede convertirse en una fácil y cómoda herramienta para generar beneficios cuando, a su funcionalidad meramente informativa, se suma la publicitaria, a través del patrocinio

Es fácil constatar que hoy en día la publicidad se halla presente a cada paso, casi de manera omnipresente. El ámbito publicitario, sin duda, se ha masificado, y con ello, en algunos casos, el formato en que los contenidos publicitarios se muestra se ha visto sustancialmente modificado (así, por ejemplo, las pantallas con led, en comparación con los carteles o paneles publicitarios de siempre, ofrecen un mayor dinamismo, atractivo y facilidad para la sustitución de dichos contenidos). Pero en un caso como el del cronómetro electrónico luminoso, lo que cambia no es el formato de presentación (seguimos contando con un espacio de rotulación donde luce el producto o marca del patrocinador), sino las ideas para rentabilizar de la forma más optima los ingresos publicitarios.

cronómetro electrónico luminoso

De todos los contextos en que podemos encontrar el cronómetro electrónico luminoso, el más apropiado, y por tanto el más común, es el deportivo. Ya sea en la hípica, una maratón, una carrera de ciclismo, un partido de tenis o de fútbol, por citar algunos ejemplos, el cronómetro cuenta con un especial protagonismo: se trata de ocasiones únicas en que éste es consultado en repetidas ocasiones por los asistentes al evento (para conocer el tiempo de juego, o de carrera, transcurrido, o para saber el restante en el primer caso), e incluso por los propios deportistas. La presencia adicional de la publicidad en el "luminoso" no dejará de tener en todo momento, pues, una atención más o menos consciente, y así, una alta probabilidad de convertirse en beneficios.

Según lo dicho, si en nuestra área geográfica se destila una gran pasión, por ejemplo, por el ciclismo, los distintos coches de los equipos, portadores de los cronómetros electrónicos con los correspondientes patrocinios, se erigirán como blanco de mira, atrayendo así, a la vez, la atención de los potenciales consumidores hacia esas marcas y productos insertos en dichos cronómetros. Por lo cual, será fundamental, antes de colocar nuestro cronómetro electrónico luminoso en un determinado espacio, valorar las características de éste, buscando acaparar la atención del mayor número posible de personas. Esto asegurará un mayor número de impactos publicitarios que repercutirán en una gran presencia de la marca del patrocinador.

cronometro electronico luminoso