Las pantallas gigantes LED para exteriores son el soporte publicitario de exterior con mayor proyección de la actualidad. La constante evolución de la tecnología LED y su aplicación al mundo de la iluminación y de las pantallas de video de grandes dimensiones están repercutiendo en una fabricación masiva de sus componentes . Esto tiene como consecuencia una gran popularización de estos soportes que cada vez están más presentes en nuestras ciudades. Las pantallas actuales suponen una gran revolución técnica si las comparamos con los primeros modelos. Sus capacidades también se han multiplicado. En este artículo repasamos la evolución de la tecnología de las pantallas gigantes de LED.

¿Qué son los LED?

Los LED o (Light Emitting Diode) son unos diodos electrónicos con diversos tipos de componentes (fosfuro de galio, carburo de silicio, etc) que tienen la capacidad de emitir luz. Simplificando puede decirse que convierten la energía eléctrica en fotones de diferentes longitudes de onda, abarcando desde el infrarrojo hasta la luz ultravioleta, pasando por el espectro visible. Gracias a la electrónica podemos regular la cantidad de luz que emiten en diferentes niveles. Esto es especialmente útil en aplicaciones de iluminación y también en la tecnología de las pantallas gigantes. Otra de las cualidades de los diodos LED es su gran eficiencia energética: son capaces de convertir en luz un altísimo porcentaje de la energía que consumen. También son muy longevos y al no emitir casi calor sufren un desgaste mucho menor que otras fuentes de iluminación.

pantallas gigantes led para exteriores

Pantallas gigantes formadas por LED

Colocados en una matriz de filas y columnas, los diodos LED pueden ser manejados por un sistema de control electrónico. Este sistema controla en cada momento el voltaje que llega a cada uno de los LED que componen esta matriz. Gracias a estos sistemas de control, es posible reproducir imágenes, textos y vídeos en este tipo de pantallas gigantes. Un servidor de contenidos envía a las tarjetas de control los datos de cada punto que compone la imagen que queremos visualizar. Estas tarjetas distribuyen estos datos a cada uno de los grupos de LEDS que representan un píxel. Es así como se conforman las imágenes y vídeos en tiempo real en una de estas pantallas.

Características de las pantallas gigantes led para exteriores

Las pantallas gigantes led para exteriores necesitan diodos con un brillo mucho mayor que el que requieren los modelos para interior. Al tener que competir con la luminosidad diurna y la incidencia directa de luz solar deben alcanzar cotas de brillo muy altas para que puedan brindar imágenes contrastadas y luminosas en esas condiciones. La luminosidad de las pantallas gigantes se mide en NITS (unidad de medida equivalente a una candela/m2). Un modelo para exterior no debería bajar de los 7.000 NITS aproximadamente. Hay que tener en cuenta que los LED que componen estas pantallas deben estar realmente preparados para mostrar ese brillo. Si dotamos a una pantalla de diodos led que no tienen capacidad para mostrar esa luminosidad acabarán por perder brillo y fallando en poco tiempo debido al estrés al que se les ha sometido.

matriz de leds

Resolución y pasos en las pantallas gigantes

Gracias a la modularidad del sistema constructivo de las pantallas gigantes LED para exteriores, podemos fabricarlas en cualquier tamaño y formato. Un factor importante a tener en cuenta al definir las características ideales de una instalación es el paso. Este factor indica la distancia que existe entre grupos de ledes y suele indicarse en mm. El paso debe ser definido por la distancia a la que va a ser vista la pantalla. Cuanta mayor es la distancia mayor debe ser el paso. Actualmente se están desarrollando pantallas para interior con pasos inferiores a los 2 mm. Esto quiere decir que la distancia entre puntos es muy pequeña, lo que dota a la pantalla de una gran definición. Al tener una mayor densidad de puntos por metro cuadrado la distancia de visualización es más pequeña. En los modelos para exterior no necesitamos una gran densidad de píxeles. Los pasos para exterior van desde los 10 mm. hasta pasos mayores de 36 mm. para pantallas situadas entre 5m. y más de 200 m. de los puntos de visualización. A esas distancias el ojo humano no es capaz de distinguir el espacio vacío entre puntos por lo que no es necesario dotar a las pantallas de exterior de una gran densidad de píxels. Esto obviamente repercute en un abaratamiento de los costes ya que el número de ledes necesarios es mucho menor que en una pantalla de mayor definición.